Facua Cádiz recomienda a los usuarios no utilizar las urgencias del Hospital de San Rafael

La organización advierte de los problemas que puede ocasionarles acudir al servicio cuya atención es gratuita, y reclama a la Consejería de Salud que proteja a los usuarios
OCádizDigital
17/05/2018
Cádiz

FACUA Cádiz, ante la decisión adoptada por los responsables del Hospital de San Rafael, perteneciente al Grupo Pascual, de atender gratuitamente a los usuarios que acudan al servicio de urgencias de este centro sanitario, alerta a éstos acerca de los posibles riesgos y problemas que ello puede ocasionarles.

La asociación de consumidores advierte que prestar el servicio de urgencias sin contar con el respaldo y la cobertura de la Consejería de Salud puede originar que, posteriormente, el usuario requiera de otras intervenciones o tratamientos cuyo coste económico no sería ya asumido por la clínica privada ni, en tal caso, por el sistema sanitario público, de forma que sería el propio usuario el que tendría que abonar los servicios que le sean prestados.

A su vez, FACUA Cádiz recuerda que las urgencias constituyen en muchos casos la puerta de entrada del usuario al sistema sanitario público, por lo que, en caso de acudir a las urgencias ofertadas por el Hospital de San Rafael en lugar de hacerlo a través de los dispositivos de urgencias de los que dispone el Servicio Andaluz de Salud, el usuario tendrá que volver a iniciar todo el proceso asistencial (consultas, pruebas, etc.) dado que el sistema sanitario público no puede validar procedimientos que se hayan efectuado fuera del mismo.

Por todo ello, la Asociación recomienda a los usuarios no utilizar las urgencias del Hospital de San Rafael, con independencia de la valoración negativa que desde esta organización se realiza de tal iniciativa, que se enmarca en la estrategia que, desde hace años, viene desarrollando este grupo empresarial, consistente en generar artificialmente una necesidad en la ciudadanía con la finalidad de que, posteriormente, la Consejería de Salud, concierte la prestación del servicio, aumentando, de esta forma, su facturación a costa de los recursos públicos que deberían ser destinados al mantenimiento y mejora de la sanidad pública.

La Asociación considera que, actualmente, la Bahía de Cádiz cuenta con los dispositivos de atención urgente suficientes para atender las necesidades de la población, aunque reclama una mejora de los mismos lo que, a juicio de esta organización, requiere de una mayor dotación de recursos humanos y materiales no sólo en los propios dispositivos de urgencias sino en todos los niveles asistenciales, sobre todo en atención primaria, lo que evitaría la saturación que en muchas ocasiones padecen los usuarios que acuden a los servicios de urgencias.  

Por este motivo, FACUA Cádiz reclama a la Consejería de Salud que adopte las medidas necesarias para proteger los derechos de los usuarios impidiendo que puedan verse afectados por los problemas que pudieran suscitarse de la atención recibida en el servicio de urgencias del Hospital San Rafael.

publicidad