Cosas de Cádiz
Manolo Sánchez

El alcalde médico de Cádiz que exhibía un elefante disecado en las fiestas de su casa

Cayetano del Toro, reconocido como uno de los mejores oftalmólogos del mundo, recibió en cierta ocasión de regalo un paquidermo asiático de un príncipe hindú en gratitud por los servicios del galeno gaditano
Manuel Sánchez
23/12/2016
Cádiz

Proveniente de una familia que no era noble ( su abuelo era tornero), la rama de la que provenía Cayetano del Toro se destacó en Cádiz por ser una familia de emprendedores. La típica nobleza burguesa gaditana que siempre luchó por medrar en una sociedad aún basada en el comercio y no en la tenencia de tierras.

Cayetano del Toro y Quartiellers fue uno de los más insignes alcaldes que tuvimos en Cádiz. Con catorce años aprueba en Sevilla el bachiller e inicia con quince años la universidad. Se doctora en Madrid en lo que será su oficio y su pasión, la oftalmología. Es el segundo médico en España que realiza con éxito una extirpación de laringe y utilizaba su propio método para operar las cataratas, actualmente en uso.

Gran impulsor de la Semana Santa desde una perspectiva no solamente religiosa si no también turística, compró de su propio dinero ( que luego le reintegraría el ayuntamiento) los dos edificios anexos al Oratorio de San Felipe para realizar un museo municipal. Derribó las murallas de la mano de Moret con la idea de impulsar una ciudad moderna abierta al estilo de Madrid o Barcelona. Su única perspectiva era el impulso de la ciudad, su mejora en una época en la que empezábamos a notar el ocaso del esplendor de la ciudad consecuencia inevitable del ocaso de las colonias. Fue tres veces alcalde y una vez vio realizadas sus pretensiones en la ciudad, cedió el bastón de mando como gestor que se sentía, no considerándose nunca un político.

De tal forma todo esto le valió para obtener el sobrenombre de “Padre del Pueblo”.

Reconocido como uno de los mejores oftalmólogos del mundo, en cierta ocasión se presentó como paciente un príncipe hindú que en gratitud a los servicios que Cayetano le regaló un elefante asiático disecado que Cayetano exhibía en su patio cada vez que realizaba fiestas en su casa.

 

Otros artículos

publicidad