Abre una botella de 34.000 euros y se le cae al suelo

Era una noche de fiesta en un club nocturno de Ibiza, cuando un grupo de personas decide pedir una botella de champán valorada en 34.000 euros para acompañar la velada. La expectación ante la llegada del brebaje era tan grande que, móvil en mano, se pusieron a grabar al hombre que la traía y que estaba a punto de protagonizar una escena épica. El sujeto se disponía a descorchar la botella, cuyo considerable tamaño dificultaba seriamente la labor, cuando perdió el control y cayó al suelo. La botella quedó echa añicos, el líquido espumoso derramado en el suelo, y el hombre con una cara de incredulidad bárbara ante la atenta mirada de los asistentes. Uno de los que estuvo filmando desde el principio subió el vídeo a Youtube y se ha viralizado en cuestión de días.

 

publicidad