A un paso de Punta Cana

Año: 
Fecha: 
7/02/2018

Cierra la última función de la fase de semifinales del concurso de agrupaciones del Falla, la comparsa de Cádiz, Ni los buenos son tan buenos, ni los malos son tan malos. Tercera actuación para estos comparsistas que defenderán su repertorio con la intención de buscar una plaza en la Gran Final del próximo viernes, e ir directos a Punta Cana.

El primero de los pasodobles dedicado a las abuelas, de las que dice que ellas, en sí mismo, son ya el cielo o Punta Cana, como lo denominan. Con setenta años y todavía siguen en vilo. Unos mayores que perdieron su infancia siendo esclavos de sus padres y ahora lo son de sus hijos. El segundo a las letras de las coplas del carnaval de Cádiz, que ni la dictadura ni el golpe de Tejero pudo pararlas. Dicen que lo que nos diferencia de los demás carnavales son las coplas y eso es lo que hay que vender a la Unesco, como verdadero patrimonio de la humanidad.

El primer cuplé a que le toca cerrar la sesión de semifinales. Le dicen al jurado que no les importa ser los últimos el próximo viernes. El segundo a su vecino de arriba que hizo una fiesta gay. Vino la policía y pensaron que era un striper.

Terminan su actuación con el popurrí y quedan a la espera de la decisión del jurado, que tras ellos emitirá su fallo, para conocer si estarán en la Gran Final.

publicidad